Ir a la edición completa
elEconomista.es
Martes, 17 de Julio de 2018 Actualizado a las 7:45

Cristiano Ronaldo, un fichaje que puede sacudir la salud empresarial de la Juventus

10/07/2018 - 19:38
cristiano-juventus-oficial.jpg

Cristiano Ronaldo ha dinamitado por completo el mundo del fútbol. El jugador portugués, fichando por la Juventus, ha sido capaz de, en pleno Mundial, paralizar el deporte rey. La marcha de la que fue estrella absoluta del Real Madrid, sin embargo, no limita sus efectos al balompié. Que una figura de la talla mundial del '7' cambie de empresa (los clubes no dejan de serlo, por mucho que la mayoría no coticen) es un acto de proporciones gigantescas que tiene implicaciones inmediatas y directas en el mundo empresarial.

A diferencia de los clubes de LaLiga, como el Real Madrid, la Juventus es una empresa en su sentido más estricto: cotiza en la Bolsa de Milán, se debe a sus accionistas y responde a las consignas de la Consob (la Comisión Nacional por la Sociedad y la Bolsa, que llegó a obligar al equipo a aclarar, en un comunicado, que su interés por Cristiano no respondía a un afán especulativo). Sus actuaciones tienen consecuencias económicas para ella como persona jurídica...y el movimiento con Cristiano puede reportarle un beneficio extraordinario.

Las especulaciones de la llegada del portugués a la Juventus (el mercado cerró un par de minutos antes de que el Real Madrid lo anunciase) tuvieron un efecto esclarecedor: sus acciones subieron un 5,77% en Milán para superar una crecida del 30% desde que, el 3 de julio, se conociese la primera noticia del interés de los turineses por el jugador. O lo que es lo mismo: su valor en bolsa ha aumentado 212 millones de euros, de 693 a 905 en tan solo una semana.

(El 2018 bursátil de la Juventus. Fuente: Bloomberg)

El dato refleja lo que puede suceder en la Vecchia Signora, que está a punto de recibir un auténtico huracán en los próximos meses. Una nueva era se abre con Cristiano Ronaldo, y esta etapa aún desconocida puede conllevar numerosas novedades en lo económico: las cifras de ingresos por abonos anuales, entradas, actividades relacionadas con el club y sus instalaciones, palcos VIP o merchandising pueden verse ampliamente elevadas con la llegada del futbolista.

En el horizonte, un ejemplo: el de Neymar en el PSG. En el primer mes de estancia del brasileño (su llegada coincidió con la de Kylian Mbappé), el club parisino aumentó un 75% sus ventas por camisetas, hasta las 120.000 unidades, según datos de BFM Sport. No deja de ser un simple dato, aunque a la vez es una referencia para estimar lo que puede ocurrir en la Juventus.

Pero no solo eso, porque, una vez más, deporte y negocio van de la mano. Con el liderazgo de Cristiano, la Juventus pretende reconquistar el mapa futbolístico europeo, lo que podría repercutirle de manera positiva en el dinero percibido por premios. Con el nuevo reparto de la UEFA, que tiene en cuenta el historial de las últimas temporadas y el market pool (reparto de los derechos de TV), el club del Piamonte vería en los próximos años aumentada su porción del pastel.

Un movimiento de esta índole también constituye un terremoto en la escala salarial del club. Cristiano, que según las informaciones llegará con un sueldo anual de 30 millones de euros, da la vuelta por completo a un sistema de pagos que tenía a Gonzalo Higuaín como el máximo beneficiado, con 7,5 millones por temporada. Casi de manera inmediata, el tope salarial se multiplicará por cuatro. Se trata, por tanto, de una inversión vista a medio plazo, que también repartirá beneficios en un determinado tiempo.

Cristiano vivirá en una doble condición en la Juventus: será estrella deportiva y estrella comercial a la vez

El propio Cristiano puede aumentar las ganancias. El portugués, por sí solo, es una máquina de generar dinero. La estrella deportiva de la Juventus será, también, su estrella comercial. El luso se convertirá en el ancla para conseguir más y mejores contratos publicitarios, el pilar para campañas de marketing y, en definitiva, una nueva herramienta para captar fondos.

En este entramado publicitario, el conglomerado de empresas en las que tiene presencia el holding Exor N.V. (propietario del 63,77% de la Juventus) podría tener un papel fundamental. La familia Agnelli, dueña de Exor, tendrá la capacidad de jugar con Fiat, importante firma automovilística que integra a Ferrari, para potenciar la imagen del jugador e intentar atraer un mayor número de patrocinios.

El mundo del fútbol tiene un nuevo centro de gravedad. En la actualidad, se reparte entre Barcelona (Leo Messi), París (Neymar) y Turín. La ciudad italiana ya se prepara para el impacto.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales