Ir a la edición completa
elEconomista.es
Martes, 17 de Julio de 2018 Actualizado a las 7:43

¿Cuántos autónomos tendrían que 'pagar' más si cotizan por sus ingresos reales?

12/07/2018 - 16:52
valerio-gafas-congreso.jpg

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, señaló hace casi dos semanas que la cotización de los autónomos se debía adecuar a los ingresos reales. Esta medida que puede ser positiva para los autónomos con menos ingresos, supondrá por otro lado que un 70% de estos trabajadores paguen más de lo que ya están abonando.

Según los últimos datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), alrededor de un 85% de los autónomos (personas físicas) elige la base mínima de cotización, por lo que el tipo a aplicar, incluida la incapacidad temporal y financiación de prestaciones por riesgo durante el embarazo y la lactancia, sería el 29,90% de 932,7 euros en concepto de la base mínima de cotización. 

Esta cuota mínima es para 2018 de 278,87 euros mensuales. Cualquier autónomo, independientemente de sus ingresos, puede elegir cotizar por esta cantidad.  De modo que la mayor parte de los autónomos se verán obligados a pagar más (a cambio de unas prestaciones mayores), lo que no agrada a una parte importante que prefiere pagar el mínimo aunque ello suponga unas prestaciones inferiores por desempleo o una pensión por jubilación que suele ser inferior a la pensión media. Muchos políticos han visto en esta singularidad un filón de oro para recaudar más con unas cotizaciones que se ajusten a los ingresos de estos trabajadores por cuenta propia. 

Si los cálculos realizados por Lorenzo Amor, presidente de ATA, son buenos, unos 2,266 millones de autónomos se verían 'perjudicados' si tuvieran que cotizar en función de sus ingresos reales. Por otro lado, unos 550.000 autónomos tienen ingresos inferiores al salario mínimo (SMI), por lo que podrían salir 'beneficiados' y pagar algo menos a falta de concretar el nuevo sistema. Mientras que el resto tendría un salario cercano al SMI o ligeramente por encima.

Los autónomos no quieren este sistema

Así, el 62,1% de los autónomos son contrarios a asimilar su base de cotización a sus ingresos reales al considerar que ello supondría un aumento de la cuota, mientras que el 22% se muestra a favor de esta medida y el 20,1% no expresa su opinión al respecto, según el barómetro de la organización de autónomos ATA, realizado a partir de casi 1.600 encuestas efectuadas entre el 15 y el 29 de junio.

La encuesta de ATA revela que al colectivo no le gusta esta iniciativa. Es más, cuando se les pregunta por una hipotética bajada de impuestos, un tercio de los autónomos aboga por rebajar cotizaciones y un 34% por reducir el IVA.

El porcentaje de rechazo a cotizar en función de ingresos reales ha aumentado desde el 59% del anterior barómetro, realizado el pasado mes de diciembre, hasta el 62,1%, aunque también ha aumentado ligeramente la proporción de autónomos favorable a esta medida (desde el 20,9% al 22%, el equivalente a unos 700.000 autónomos).

ATA es partidaria de no obligar a los autónomos a cotizar por sus ingresos reales, ya que es un colectivo muy heterogéneo, cuyos ingresos no son fijos, y la obligatoriedad de esta medida podría tener efectos negativos fiscales y recaudatorios.

"Aportaciones a toro pasado"

Para Amor, una opción viable sería la de que los autónomos con ingresos superiores a su base de cotización hicieran aportaciones a la Seguridad Social "a toro pasado", es decir, una vez conocidos los rendimientos netos declarados. En el caso de los autónomos con ingresos inferiores al SMI, la organización aboga por una tarifa plana de 50 euros de cotización.

Pero, además, Amor entiende que en esta materia falta concienciación e información al colectivo y aquí, ha apuntado, la Administración también tendría que "hacer un esfuerzo", ya que suelen dar de alta a los autónomos directamente con la base mínima, sin informarles de que existen otras opciones. De hecho, uno de cada cuatro autónomos desconoce que puede cotizar por otra base distinta a la mínima.

El cebo de las deducciones

Del total de trabajadores que ha contestado a la encuesta de ATA, el 68% son personas físicas y el 32% son autónomos societarios, es decir, que se han constituido con alguna forma de sociedad jurídica. Dentro de los autónomos societarios, prácticamente siete de cada diez aumentaría su base de cotización si la cuota que paga a la Seguridad Social fuera un gasto deducible para la empresa y no para el autónomo.

"Si esto se implantara podría suponer más de 2.000 millones de euros anuales a la Seguridad Social. Nos parece una torpeza que no se haya puesto en marcha y no entendemos por qué las cotizaciones no se consideran un gasto de la sociedad, porque eso hace que muchos coticen por la base mínima", ha subrayado Amor.

Los autónomos piden al Gobierno un sistema de incentivos fiscales para las aportaciones voluntarias de los trabajadores por cuenta propia que mejorarían sus cotizaciones.

La idea podría basarse en la deducción que ya existe hoy con los planes de pensiones privados. Los trabajadores que realizan una aportación a su plan pueden luego deducirse una parte en el Impuesto sobre la Renta, de esta forma se logra incentivar el ahorro para la jubilación de una forma menos costosa para el contribuyente. 

El Ministerio de Trabajo debería buscar una fórmula para que la deducción sobre esa aportación 'extra' a la Seguridad Social sea atractiva a la vez que se produce un incremento neto de los ingresos públicos de forma agregada. Es decir, que lo que entra por un lado no se vaya directamente por otro.

Atrás | Portada | El Flash del Mercado | Noticias de portada | Índices Mundiales